HABLEMOS DE CONFIANZA

La confianza es una hipótesis sobre la conducta futura del otro. Es una actitud que concierne el futuro, en la medida en que este futuro depende de la acción del otro. Es una especie de apuesta que consiste en no inquietarse por el no control del otro y del tiempo. Laurence Cornu.
(Fuente Wikipedia).

Cuando hablamos de con-“fianza”, estamos hablando de un acto de fe, en otra entidad o persona, una apuesta a futuro esperando que esta sea capaz de actuar de manera adecuada, siguiendo cierto código de conducta y buenas prácticas que ayuden a reducir la incertidumbre.

¿POR QUÉ UN ECOMMERCE NECESITA GENERAR CONFIANZA?

A lo largo de la historia, las personas han desarrollado la capacidad de determinar en pocos segundos si alguien es o no una amenaza: Analizamos tono de voz, gestos, comportamientos, lo que otros dicen de esta persona, y formamos una opinión rápida para decidir si podemos confiar o no.

Con un sitio Web pasa algo similar como con las personas que conoces por primera vez, y necesitamos ofrecerle al visitante, las garantías necesarias para que decida si es un espacio confiable para realizar una transacción monetaria o no.

Esto lo podemos comprobar en las cifras lanzadas en el último estudio Mastercard sobre el Mercado Ecommerce Latino América y El Caribe 2019, que forma parte del OBSERVATORIO ECOMMERCE 2020, El reporte oficial de la industria Ecommerce en Perú, en donde se menciona que LA DESCONFIANZA es la principal barrera que impide el desarrollo del Ecommerce en todos los países de la región.

SELLO DE CONFIANZA ONLINE

Cada Cámara de comercio electrónico en el mundo ofrece servicios de certificación de confianza Online, y Perú no podía ser la excepción a la regla.

La CÁMARA PERUANA DE COMERCIO ELECTRÓNICO pone a disposición del ecosistema, su servicio de CERTIFICACIÓN DIGITAL CONFIANZA ONLINE®, un sistema de autorregulación integral que se basa en un procedimiento por el que las organizaciones pueden promocionar confianza en su Web a través de un sistema de certificación y un código de conducta y buenas prácticas en Internet, como un esfuerzo en conjunto para ayudar a estandarizar la creciente industria de comercio electrónico en el país, certificando a través de un SELLO DE CONFIANZA ONLINE® a los comercios que cumplan con los requisitos mínimos de ética y responsabilidad con la industria, y ayudando a los comercios que no cumplen los estándares, a conseguirlo.

De este modo, la empresa acreditada ofrece mayores niveles de seguridad y calidad a sus clientes ya que sus procesos han sido revisados y validados por un tercero reconocido frente a un conjunto de buenas prácticas. Los clientes a su vez no deben hacer tantas comprobaciones para fiarse de ese negocio online, ya que la entidad certificadora lo ha hecho por ellos.

Tener nuestro SELLO DE CONFIANZA ONLINE® es algo opcional para los empresarios, pero obtenerlo y exhibirlo en su sitio Web es garantizar al mercado se trata de una empresa formal y legalmente constituida, además de ayudar a mejorar la credibilidad de un sitio Web, así como la reputación de tu marca, al certificar que formas parte de un exclusivo círculo de empresas comprometidas con el consumidor Online, como centro de su estrategia, siguiendo las mejores prácticas internacionales y códigos de conducta de Internet.

PRINCIPALES DESAFÍOS A SOLUCIONAR PARA IMPULSAR EL ECOMMERCE EN EL PAÍS:

Basado en estos problemas, la CÁMARA PERUANA DE COMERCIO ELECTRÓNICO, principal promotor del comercio electrónico y confianza Online en el país, ha venido trabajando junto a empresas líderes de la industria del Ecommerce, de quienes se han recogido las mejores prácticas para co-crear el primer CÓDIGO DE CONDUCTA Y BUENAS PRÁCTICAS DE CONFIANZA ONLINE, adecuado para el mercado peruano, con el objetivo de:

Fortalecer a la industria nacional, aumentando la confianza de los consumidores locales y extranjeros en el comercio electrónico peruano y la transparencia de la publicidad online.

Dotar a las empresas afiliadas a la Cámara Peruana de Comercio Electrónico, de un instrumento de resolución extrajudicial, rápido, económico y eficaz, para resolver controversias en comercio electrónico y publicidad online de forma amistosa.

Potenciar la reputación de los comercios Online adheridas al sistema, para distinguirlas como una empresa confiable y comprometida con las buenas prácticas en Internet.